,

Las consecuencias de sostener las creencias de grandiosidad 65

  • Insisto en hacer, decir o tener todo lo que quiera inmediatamente.
  • Insisto en que las personas hagan las cosas a mi manera.
  • No hago caso de lo que los demás consideran razonable, de lo que es en realidad factible, del tiempo, de la paciencia requerida y del esfuerzo.
  • Tengo dificultades con la autodisciplina. Es realmente difícil para mí finalizar tareas aburridas o rutinarias.
  • Muy fácilmente me siento frustrado.
  • Me enfado muchísimo cuando no puedo hacer y conseguir lo que quiero. Tengo muy poca tolerancia a la frustración.
  • Tengo problemas para aceptar un no como respuesta.
  • Puedo tener problemas con las adicciones, como las drogas, el alcohol, la comida, etc.
  • Actúo por impulsos y emociones, y eso más tarde me causa problemas.
  • Tengo problemas en postergar gratificaciones inmediatas para conseguir objetivos a largo plazo. La falta de disciplina me impide conseguir mis objetivos.
  • No me preocupo de las necesidades de las personas que me rodean. Sólo me importa satisfacer mis necesidades y muchas veces me dicen que les daño.
  • Tengo dificultades para empatizar con los sentimientos de los demás. Me dicen que no les entiendo o que no me preocupo por sus sentimientos.
  • Algunas personas cercanas están resentidos conmigo o ya no se relacionan conmigo, porque les he tratado de forma ofensiva, injusta o egoísta.
  • Puedo abusar, humillar o ser exigente con las personas.
  • Tengo problemas en el trabajo por no seguir la reglas.
  • Puedo estar involucrado en problemas legales o criminales.
  • No aprendo a cuidarme en algunos aspectos de mi vida, porque insisto en que los demás me cuiden.
  • Me dicen que soy un engreído.
  • Tengo estallidos de rabia.

 

En el próximo post aprenderás sobre los 3 tipos de grandiosidad que existe.