,

Orígenes de las creencias de grandiosidad 67

¿Que te ha ocurrido que has desarrollado este sistema de creencias?

Las creencias de grandiosidad se pueden desarrollar de tres formas distintas:

Primer origen: límites paternales débiles

  • Cuando tenemos padres que nos proporcionan unos límites claros, consistentes y apropiados, aprendemos a aplicarnos estos límites.
  • Si te educan con límites débiles, no sueles aprender reciprocidad en la infancia. No te enseñaron a dar y recibir. El mensaje que te dieron fue que te cuidarían y no tendrías que hacer nada a cambio.
  • No te enseñaron la suficiente disciplina y control. (Te dieron todo lo que pedias y deseabas, siempre que querías. Tenías controlados a tus padres).
  • No te enseñaron tolerancia a la frustración. No te enseñaron a asumir responsabilidades, (tareas casa, deberes escuela). Te permitían la irresponsabilidad.
  • No te enseñaron a controlar tus impulsos. Uno o tus dos padres pueden tener dificultades en el control de sus emociones y de sus impulsos.

 

Segundo origen: Excesiva indulgencia

  • Tus padres asumieron las responsabilidades cotidianas, tomaron tus decisiones.
  • Tu entorno era muy seguro y protegido, y se espero muy poco de ti. De adulto sigues reclamando este nivel de cuidado.

 

Tercer origen: la grandiosidad como compensación

Se compensan otros sistemas de creencias que son más centrales: como el no valer lo suficiente, la carencia emocional o la exclusión social. Estás tan preocupado por si vuelves a tener carencias emocionales, qué te has vuelto exigente, narcisista y controlador.

En el próximo post aprenderás cuales son los tipos de relación de pareja que confirman tus creencias de grandiosidad.